Entrevista con Josep Roig: "América Latina acogerá estas dos fechas clave en la agenda mundial: la Cumbre de CGLU y la Conferencia Habitat III"

Entrevista con Josep Roig: "América Latina acogerá estas dos fechas clave en la agenda mundial: la Cumbre de CGLU y la Conferencia Habitat III"

Josep Roig: América Latina acogerá estas dos fechas clave en la agenda mundial: la Cumbre de CGLU y la Conferencia Habitat III Después de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en septiembre de 2015 en Nueva York, nos situamos a las puertas de la celebración de otros dos hitos que marcarán la hoja de ruta para los gobiernos locales y regionales, el  Congreso de CGLU en Bogotá y la Conferencia de Habitat III en octubre de 2016, donde se definirá la futura Agenda Urbana. 

América Latina acogerá estas dos fechas clave en la agenda mundial, dos momentos que ayudarán a identificar los desafíos y las posibles soluciones para definir las ciudades del futuro. En un momento en el que el potencial transformador de la urbanización adquiere un mayor reconocimiento ante la comunidad internacional, la futura agenda urbana deberá otorgar un papel clave a las ciudades o áreas urbanas y a su conexión con las áreas rurales, en la construcción de un futuro sostenible.

A continuación, el Secretariado Mundial de CGLU explica los retos y las expectativas puestas por los gobiernos locales y regionales en este proceso de definición que culminará con Habitat III. El Congreso en Bogotá y el liderazgo de los alcaldes del mundo y en especial de la región de América Latina, serán decisivos para la definición de la futura Agenda Urbana.
 

1. ¿Cuáles son los retos de la nueva agenda urbana global?

La futura agenda urbana o Habitat III, deberá hacer frente a los importantes desafíos y oportunidades que plantea el crecimiento de las áreas urbanas. Deberá tratar un nuevo modelo de desarrollo territorial que incluya rápidos cambios urbanos, demográficos y ambientales. Deberá integrar la contribución y el papel de las ciudades y los gobiernos locales para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Además tendrá que definir una nueva arquitectura de gobernanza global para monitorear el cumplimiento de la agenda urbana sostenible.
 
Según los datos presentados por Naciones Unidas: entre 2014 y 2050, unos 2.500 millones más de personas vivirán en zonas urbanas.-A día de hoy, ochocientos millones de personas viven en asentamientos informales. La futura agenda urbana necesitará encontrar soluciones que permitan el acceso universal de esta población a los servicios básicos, para evitar que este acelerado proceso de urbanización incremente la segregación y las desigualdades.  Estos aspectos serán cruciales para alcanzar una reducción de la pobreza, para fomentar el desarrollo económico, y para conseguir la adaptación al cambio climático pero también para la definición de nuevos modelos de ciudades y sociedades basada en la protección de los bienes comunes y la participación ciudadana en la toma de decisiones.  
 

2. ¿Cuál es la razón y qué representa para América Latina la realización de Hábitat III (Quito) y el 5º Congreso Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales CGLU (Bogotá)?

En los últimos 30 años, la población urbana de América Latina ha pasado del 64 al 80%, representando en la actualidad la región más urbanizada del planeta, después de América del Norte. Según las tendencias de crecimiento, la población urbana podría llegar al 87% en el 2025. Por ello, cobra mucho sentido que América Latina acoja estas dos fechas clave en la agenda mundial donde se definirán los desafíos y las posibles soluciones para definir las ciudades del futuro.
 
Tanto Quito como Bogotá han sido ciudades estrechamente vinculadas al movimiento municipalista global y ser las sedes de la Conferencia de Habitat III y del Congreso de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) respectivamente, representa una gran oportunidad.
 
CGLU espera poder contribuir al refuerzo del movimiento municipalista regional de América Latina en los preparativos hacia la conferencia, construyendo sobre las sólidas relaciones existentes con sus miembros y las redes de la región. El Congreso en Bogotá y el liderazgo de los Alcaldes de la región, serán decisivos. Partimos del compromiso demostrado por el actual Alcalde de Bogotá en la agenda internacional en 2014 y 2015, una excelentes base sobre las que construir una agenda de ciudades y territorios sólida para el nuevo siglo. 
 
Habitat III será además una oportunidad única para reforzar el compromiso global con la urbanización sostenible, para centrarse en la implementación de una "Nueva Agenda Urbana", sobre la base del Programa de Hábitat de Estambul en 1996. Las lecciones aprendidas en las ciudades y gobiernos locales de América Latina deberían ser una referencia importante para las soluciones que se propongan en la agenda.
 
Por su parte, la Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales, 5º Congreso Mundial de CGLU fortalecerá los vínculos entre CGLU y sus miembros de la región, forjando la Agenda de los Gobiernos Locales y Regionales para el Siglo XXI, que será la base de las propuestas que presenten los gobiernos locales y regionales para la futura Agenda Habitat III tras la Segunda Asamblea de Gobiernos Locales y Regionales.
 

3. ¿Por qué las ciudades tienen que involucrarse en la discusión de la agenda urbana internacional?

“Estambul y muchas de las ciudades miembros de CGLU, atienden a más ciudadanos que algunos estados miembros de la ONU. Nuestra agenda no es una de ciudades grandes o pequeñas sino de cercanía con las necesidades de nuestras comunidades” . Estas son frases que el Presidente de CGLU repite con frecuencia en los foros internacionales y que guiaron sus contribuciones al Panel Internacional que asesoró al Secretario General de la ONU en la producción del informe base para la Agenda Post 2015.

 
¿Quién mejor que los líderes locales para contribuir a la definición de la Agenda Urbana que se implementará en las próximas dos décadas? Muchas de las claves del éxito de la futura agenda urbana, recaerá en las tareas diarias a las que deben hacer frente las ciudades.  Pensemos que el trabajo de los gobiernos locales en el terreno, está continuamente ligado a factores como la planificación urbana, al desarrollo económico, a los ajustes de presupuesto y a la provisión de los servicios básicos, entre otros.
 
Habitat III presenta el reto de crear una conexión con la realidad que vivan las comunidades, no podemos dejar que sean únicamente los gobiernos nacionales y la comunidad internacional, tan lejos de la realidad de los ciudadanos, quienes decidan cuáles son los factores clave para que el día de mañana no existan suburbios, para eliminar la pobreza extrema, para que la población tenga acceso a servicios básicos como el agua, saneamiento, sanidad, educación, y para la construcción de un futuro sostenible. Para ello, se necesita otro tipo de participación, una más cercana a las necesidades de las comunidades, la de los gobiernos locales y regionales.
 
Tengamos en cuenta que como espacios de innovación económica y productiva, las ciudades proporcionan oportunidades para mejorar el acceso a los recursos y servicios, así como las opciones en los aspectos sociales, económicos, culturales y ambientales. La urbanización representa nuestro mayor desafío, pero también una gran oportunidad para el crecimiento económico, el desarrollo y la prosperidad para muchas áreas urbanas, por lo que es importante aprovechar este fenómeno y el potencial de las ciudades.
 
Conceptos como ciudades humanas y el derecho a la ciudad han de formar la columna vertebral de las soluciones para los retos globales de desarrollo y sostenibilidad.
 
Además, para hacer posibles las transformaciones urbanas, han de establecerse mecanismos adecuados de gobernanza y financiación locales. Para acabar con las desigualdades en el día de mañana, se ha de dotar hoy a los gobiernos locales y regionales con los recursos y los poderes legales necesarios, para atender a las necesidades de los ciudadanos y facilitar las voces de los más desfavorecidos. Por ello, las ciudades juegan un papel tan importante en las discusiones de la agenda urbana internacional y en la construcción de un futuro sostenible.
 

4. ¿Cómo pueden las redes de ciudades y otros actores (sociedad civil, sector privado, etc) aportar a la construcción de la nueva agenda de desarrollo urbano?

Los gobiernos locales y regionales ya estamos trabajando en fortalecer y expandir nuestras alianzas con la sociedad civil, tanto a nivel local como global, ya que queremos garantizar que los ciudadanos tengan voz en la definición de las ciudades del futuro y en la definición de la futura agenda urbana. Únicamente una verdadera asociación mundial que incluya a todos los involucrados en el desarrollo urbano, posibilitará que los programas como Habitat III o la Agenda de Desarrollo Sostenible Post-2015 sean sostenibles a largo plazo.
 
¿Y cómo lo estamos realizando? Se trata de una larga tarea desde CGLU, como la mayor organización generalista reconocida que representa a las redes de gobiernos locales y regionales, hemos empezado a trabajar en una serie de consultas para desarrollar la Agenda Global de los Gobiernos Locales y Regionales para el siglo XXI 

Tenemos claro que el compromiso de las ciudades con la participación de los ciudadanos será clave para el éxito de la futura agenda global, por ello comenzamos a realizar esta serie de consultas con nuestros miembros y con expertos de todo el mundo. Las consultas tienen como objetivo garantizar que la futura Agenda Global de los Gobiernos Locales y Regionales para el siglo XXI aborde las preocupaciones y prioridades de nuestra membresía diversa, por ello su realización se basa en la idea de identificar cuestiones que son de interés común a los gobiernos locales, la sociedad civil y otras partes interesadas, con el fin de forjar alianzas de cara a las negociaciones de Hábitat.
 
Nuestra intención es continuar facilitando el Grupo de Trabajo Global de Gobiernos Locales y Regionales (GTF), que reúne a todas las principales redes de gobiernos locales y regionales trabajando conjuntamente para garantizar una representación conjunta para la ya adoptada Agenda 2030 y la futura Habitat III, y que estará presente en Quito en la Conferencia. De hecho, el GTF está realizando los preparativos para la Segunda Asamblea Mundial de Gobiernos Locales y Regionales, que se celebrará en el marco de la conferencia Habitat III en octubre. La intención es que en esta Asamblea sean presentadas las preocupaciones conjuntas de los gobiernos locales y regionales de cara a la futura agenda urbana.
 
En este proceso la definición de una agenda común con la sociedad civil alrededor del derecho a la ciudad, la inclusión y la activa participación ciudadana juegan un papel destacado, que ha de traducirse en la promoción de políticas concretas definidas en los niveles locales pero enmarcadas en una nueva arquitectura de gobernanza global.
 
Nuestro reto es que la declaración que se defina en la Asamblea Mundial de Gobiernos Locales y Regionales en Quito, refleje las prioridades conjuntas y las visiones de los líderes locales en sintonía con sus ciudadanos y otros actores. 
 

5. ¿Qué resultados se esperan?

El éxito de la agenda dependerá, en gran parte, de la implementación de la agenda a nivel local. Por eso el Grupo de Trabajo Global reclama la ‘localización’ de la agenda. Esto implica el desarrollo de indicadores desagregados para poder hacer seguimiento de la Agenda a nivel subnacional y dedicar recursos a las localidades que se queden atrás. La insuficiencia de recursos a nivel local ha sido identificado como uno de los principales puntos débiles de los ODM. Es imprescindible que los gobiernos locales tengamos las competencias y los recursos necesarios para llevar a cabo nuestras responsabilidades y poder atender las necesidades de los ciudadanos.
 
Además, otro resultado que esperamos está relacionado conel reconocimiento del papel clave que juegan los gobiernos locales y regionales, tenemos expectativas de que Habitat III se construya bajo el espíritu de Habitat II, la agenda urbana firmada en 1996 en Estambul. En ella, los gobiernos locales fuimos reconocidos como uno de los principales asociados de ONU Habitat en la implementación del Programa de Habitat.
 
Desde CGLU confiamos que se determine un acuerdo global para localización e implementación de la agenda urbana, con un mecanismo de monitoreo global en el que todos los actores, y en particular, los gobiernos locales estén representados en la toma de decisión. Esperamos además que la urbanización deje de ser considerada un epifenómeno para la agenda de desarrollo global.
 
Para llegar a esto necesitaremos superar la noción de que decisiones sobre la agenda global pertenecen exclusivamente a los estados nación. Además se necesita alimentar una reflexión multilateral que no está determinada por intereses nacionales y domésticos. Un primer paso en esta dirección sería conceder a las organizaciones de las ciudades y territorios, actualmente acreditados ante la ONU como ONGs, una acreditación específica como entes de gobierno. El Comité preparatorio de Jakarta en julio de 2016 será una gran oportunidad. 

Blog